Y no estábamos muertos, no, no Chíviri, cuchíviri, chivirí

Después de muchisiiiimo tiempo volvemos a escribir en nuestro blog.

Os sugerimos un libro para que os acompañe en el verano.

Os lanzamos una herramienta para reflexionar sobre uno mismo y sobre los que nos rodean. Estamos ante un libro con su puntito de ciencia, psicología y aderezado con humanismo. La autora nos expone de forma didáctica consejos para ir sembrando de optimismo nuestro día a día. Nos propone encaminarnos hacia una existencia plena y feliz: conocer, optimizar y «reactivar» determinadas zonas del cerebro. Nos pone sobre la pista de la importancia de la hormonas de la felicidad.

En dos palabras hormonas y optimismo.

Libro ameno, fácil de leer y recomendable para esas horitas de hamaca o toalla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s