Sellando palabras, sellando sentido

Descripción del material: El material de hoy se trata de una caja de letras con tampón que nos permite hacer una impresión de cada una de las letras del abecedario por separado.  (Puedes adquirirlas en Tiger por 3 euros. Vienen con dos esponjas, una con tinta negra y otra roja).

En esta ocasión nos centraremos en las posibilidades que nos aporta este sencillo material cuando hay dificultad o imposibilidad de expresar las ideas por escrito (agrafía) como consecuencia de una lesión cerebral.

En todas las propuestas se sugieren distintos pasos para poder graduar la actividad en caso de consecución de logro en la anterior tarea, si cliente y terapeuta lo valoran oportuno.

  • La primera indicación será visualizar las cinco vocales de entre diez letras dadas.  Después, una vez localizada la primera vocal, visualizar el movimiento que se quiere realizar (la pinza con los dedos, extensión- flexión con el brazo), dado que la visualización del objeto que se quiere asir está estrechamente relacionada con la forma de la mano a ejecutar (intención de acción).  Así, seleccionará el sello correspondiente (reconocimiento de la letra almacenada en la memoria a largo plazo) y lo acercará hacia su zona de trabajo.  Repetir el mismo ejercicio con cada vocal. De esta manera, se pone en juego no solo el proceso atencional, memoria a largo plazo y la coordinación oculo-manual, sino también las redes neuronales implicadas en la visualización y la intención de acción[1].
  • Una vez que tenga las cinco vocales, se celebra el logro.  Y se le facilita un papel en blanco.  Puede sellarlas en el papel, todas de un mismo color, primero en el orden que desee, luego en un orden dado por una indicación.
  • Una vez conseguido, puede sellarlas debajo de las selladas anteriormente, pero esta vez alternando color de tinta, lo que exigirá además la puesta en juego de la atención dividida.
  • Ahora el ejercicio consistirá en extender todas las letras del alfabeto a un lado (elegir según convenga) e invitarle a que seleccione una a una en orden alfabético.  Cada vez que encuentre el sello con la letra correspondiente, sella en el papel (en un primer momento en una sola tinta, si se estima oportuno posteriormente con dos), y después lo deja en el lado contrario al que lo encontró. 
  • El último paso será ordenar las letras dándoselas a la terapeuta, de manera que tiene que recordar cual fue la última letra que seleccionó (se añade pues memoria de trabajo), así como el orden del alfabeto (memoria a largo plazo).  

Variaciones:

  • Según el momento del proceso de cada cliente y el objetivo de la intervención, puede añadirse alguna otra tarea simultánea, como decir en voz alta el nombre de la letra antes de seleccionarla.
  • Si es posible que la tarea se desarrolle en grupo, las letras pueden repartirse entre los participantes, de manera que cada cual tenga como indicación agrupar una serie de letras, que sólo podrá conseguir interactuando con otras personas (en sedestación o incluyendo movimiento según momento del proceso).

Ideas de propuestas “con sentido”: Aquí incluimos algunos ejemplos de posibles orientaciones de la tarea según lo que demanda cada cliente, sus intereses, sus deseos y necesidades:

  • Propuesta: El ahorcado.   María, antes del ictus, jugaba con su nieto de siete años todos los domingos al juego del ahorcado con papel y boli, y pasaban ratos estupendos adivinando palabras.   Pero su escritura ahora es ininteligible y no pueden jugar.  En la sesión de terapia, ella propone prepararse algunas palabras para poder jugar cada domingo con su nieto, con los sellos, lo que le ha permitido recuperar un momento especial entre nieto y abuela que formaba parte de sus rituales familiares.
  • Propuesta: Con nombre propio.   Como parte de su proceso, Pedro ha conseguido volver a pintar a pesar de sus limitaciones funcionales, utilizando nuevas técnicas y productos de apoyo.  Pero no consigue hacer una firma legible, algo que para él resulta fundamental por el reconocimiento de aquellos que se acercan a ver los cuadros.  Así que propone utilizar los sellos de letras para conseguir firmar sus obras de arte, lo que reafirma su identidad y su autoestima.

Y hasta aquí nuestra pequeña muestra para dar pie a tus grandes ideas

[1] http://www.jneurosci.org/content/35/46/15466.full

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s